El Real Alcázar de Sevilla es uno de los palacios en uso más antiguos del mundo. En sus dependencias nos encontramos con influencia de las distintas culturas que han ocupado la ciudad hispalense desde el siglo XI.

Para nosotros supone un hito más que un entorno repleto de historia en cada uno de sus rincones quede en nuestras manos. Especial dedicación y responsabilidad supone el mantenimiento de ese patrimonio cultural que cada día recibe miles de visitas.

Estos nuevos clientes siempre suponen un impulso para nosotros. Especial es la responsabilidad que sentimos al encargarnos del correcto mantenimiento de construcciones patrimonio de la humanidad. Esta es la muestra de lo que supone para nosotros la recién llegada al Real Alcázar de Sevilla.

A todos nuestros servicios le aportamos nuestro compromiso de calidad. Ofrecemos el mayor de los esfuerzos con tal de conseguir el mejor resultado posible, nos imponemos una exigencia máxima además de trabajar por la mejora continua. Esta autoexigencia nos lleva a satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Este servicio de limpieza supondrá un aumento de la plantilla de 14 personas que ven así una puerta abierta al mercado laboral. Esta es nuestra principal preocupación, la creación de empleo, que ayuda al desarrollo personal de cada componente de la familia Osga.