En 2011 desde el Gobierno de La Rioja a través de la Oficina de Asistencia a las Víctimas del Delito impulsó un Programa de Inserción Laboral para facilitar a las víctimas de violencia de género, doméstica e intrafamiliar tener una oportunidad de insertarse en el mundo laboral, gracias a un grupo de empresas que de manera solidaria aportan su grano de arena en la labor de recuperación de este colectivo.

Desde 2014 formamos parte de ese grupo de 34 empresas que trabajamos por su inserción laboral. Esta inserción la consideramos la primera piedra en el camino de su desarrollo personal, una piedra fundamental.

Ayer martes 20 de abril estuvimos presentes en el encuentro de "Empresas solidarias" con la Presidenta de La Rioja, Concha Andreu, con tal de reconocer la unión de esfuerzos contra la violencia de género. En su intervención afirmó que todavía hay «muchos prejuicios y miedos» para contratar a este colectivo de trabajadoras y que no dejan de ser «unas creencias falsas, que vosotros habéis desterrado para vuestro beneficio y el de toda la sociedad». Por eso trabajamos con tal de cambiar esas falsas ideas y demostrar que son personas totalmente aptas para desarrollar cualquier actividad.