Desde la Unidad de Apoyo de Grupo Osga estamos continuamente trabajando por la integración social de las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión. Nuestra principal función es la integración en el mundo laboral pero queremos llegar más allá. A pesar de considerarlo un pilar fundamental para el desarrollo personal, también focalizamos esfuerzos en fomentar la inquietud cultural. Consideramos que el consumo de cultura supone adquirir conocimientos y por lo tanto supone un avance en el desarrollo personal. Este desarrollo personal derivará en la inclusión social y en el alcance del bienestar.

Con esta finalidad se organizó en el día de ayer jueves 10 de diciembre una visita virtual al Museo de Zaragoza para los trabajadores de Grupo Osga. De este modo, sin moverse de casa, los participantes conocieron cada rincón y cada detalle de las grandes obras que allí podemos encontrar. Para ello solo necesitaban presentar su interés y un teléfono móvil. Así de fácil resulta consumir cultura con las actividades e iniciativas que planteamos desde la Unidad de Apoyo.

El Museo de Zaragoza se trata del museo más antiguo de la capital aragonesa, la sede principal (que alberga las secciones de arqueología y bellas artes) está ubicada en un edificio neorrenacentista construido para la Exposición Hispano-Francesa de 1908 por los arquitectos Ricardo Magdalena y Julio Bravo. Su diseño está inspirado en el Patio de la Infanta, de la que fue casa del rico comerciante y mecenas del renacimiento aragonés Gabriel Zaporta.

Es el museo más extenso y representativo de todo el territorio aragonés, pues sus colecciones abarcan un sinfín de piezas arqueológicas, ejemplares de la historia del territorio aragonés,​ así como un interesante número de piezas pictóricas y escultóricas, entre las que sobresalen los nombres de Goya (con una extensa colección de obras a nivel mundial, solo superada por las del Museo del Prado y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid),​ Damián Forment, Francisco Pradilla, Jusepe Martínez, Carlos de Haes, Francisco Bayeu o Jerónimo Cósida, entre otros.