David Almela es esa persona socarrona, divertida, compañera y que transmite naturalidad allá por donde va. Siempre tiene un saludo amable, un comentario gracioso y alguna anécdota que contar. Y es que David, ante todo, es una persona cercana y abierta, de las que no esconden nada y se muestran tal y como son. Así es David, quien desde hace 6 meses es el responsable de los servicios de Grupo Osga en la provincia de Castellón.


Su historia es una de esas que nos hacen sentirnos orgullosos del trabajo que hacemos en Grupo Osga, y sobretodo, de nuestra labor social. Fue a la temprana edad de 7 años cuando, cruzando la carretera nacional a su paso por Castellón, un camión atropelló a David dejándole secuelas de por vida. Hoy en día son pequeños sueños, flashes en el recuerdo, pero la realidad dice que le impidió el crecimiento de su pierna derecha lo que le marcaría de por vida.
David cuenta con hasta 36 operaciones a sus espaldas desde que allá por los años 80 empezase su largo periplo por los quirófanos. Con paciencia, valentía y fuerza de voluntad su pierna ganó hasta 11 centímetros logrando así disimular su discapacidad y poder ser independiente en su día a día.
Su experiencia laboral comenzó a los 14 años en un taller de chapa y pintura, primero preparando los coches, luego como oficial de 1ª. En aquel entonces los médicos le indicaban que no debería estar trabajando jornadas de 8 horas. Los obstáculos en el puesto de trabajo permanecían pero él no dejó de trabajar.
Las circunstancias le llevaron a dejar el taller y, teniendo en cuenta las dificultades para que le ofrecieran un contrato laboral, decidió emprender. Lo intentó muchas veces pero David fue una de las tantas víctimas que dejó la crisis la pasada década. Así pasaron 4 años en los que se dedicó a cuidar de su suegra a tiempo completo mientras esperaba su oportunidad. Fueron momentos duros ya que como él mismo dice “sentía que no valía para nada”.
Fue con un pequeño empleo en una lavandería de Almazora con el que su carrera empezó a ver la luz. Al poco tiempo le surgió la oportunidad de entrar como conserje en el Castillo de Onda y así es como Grupo Osga entró en su vida, era noviembre de 2017 y su carrera en Osga no había hecho nada más que empezar.Tras cubrir una vacante en la Escuela de Vela, la cual estuvo cubriendo un año, fue el pasado mes de julio cuando se le plantea, como medida de desarrollo profesional, encargarse de los servicios que realiza Grupo Osga en la provincia de Castellón.
Aquí empieza una nueva era para David, es un cargo al que le acompaña mucha responsabilidad, disponibilidad y empatía con sus trabajadores. Esa es la clave para David, empatizar con sus trabajadores, ofrecerles un buen trato, adecuado a sus diferentes discapacidades, tener en cuenta que trata con PERSONAS y establecer una relación cercana que les haga sentirse valorados y apreciados por la empresa.
A día de hoy David Almela es la referencia de Grupo Osga en todo Castellón y su carácter le ha hecho ganarse a la gente. Esto se espera que solo sea un principio y que poco a poco se imprima en todos los servicios su forma de ser. Estas son las historias que esconde Grupo Osga, ese pequeño David que tantos obstáculos encontró tanto en el colegio como en el mundo laboral y que con el tiempo ha encontrado su oportunidad entre nosotros y que está forjando su desarrollo personal y profesional.