Los recientes datos de empleo revelan que la tendencia en la contratación sigue estando claramente orientada hacia la temporalidad. Durante el mes de febrero, de un total de 1.571.017 contratos, únicamente 168.697 fueron indefinidos frente al 1.402.320 de naturaleza temporal. Factor clave a la hora de plantear objetivos de integración a través del mundo laboral.
Cuando el objetivo es la integración de personas en el mercado laboral, con el fin último del pleno desarrollo personal, es imprescindible plantear una estrategia que aporte soluciones, lejos de las incertidumbres, inseguridades y otros escoyos que superar. La inestabilidad no parece la mejor aliada para conseguir que una persona con algún tipo de dificultad se sobreponga, supere sus retos diarios y consiga desarrollarse plenamente. Por el contrario, las personas, con o sin discapacidad, necesitamos de esa estabilidad laboral que nos permita seguir creciendo en objetivos, ilusiones y proyectos personales, sabiendo que, fruto del propio esfuerzo y de la capacidad de trabajo, las necesidades básicas están cubiertas.
El dato estadístico es demoledor. Los contratos indefinidos representaron, a nivel nacional y durante el pasado mes de febrero, el 11% del total, frente al arrollador 89% de contratos temporales. A la vista de los datos y sin perder de vista lo expuesto, resulta evidente que difícilmente se podría conseguir el objetivo de integración y el de pleno desarrollo con esta estrategia.  
Desde la Fundación Osga Reintegra impulsamos las políticas que se llevan a cabo en todo el Grupo Osga y por eso nuestros índices de contratos indefinidos están muy por encima de estas cifras, y de cada 5 contratos, más de 3 son indefinidos. Más del 60% de los contratos que realizamos son indefinidos. Perseguimos la integración, pero por encima de todo el pleno desarrollo personal.
Los índices reflejados a nivel nacional respecto a la temporalidad de la contratación, si bien es cierto que mejoran notablemente cuando hablamos de personas con discapacidad, en cuyos contratos el 32% son indefinidos frente al 68% temporales, son datos que deben seguir mejorando hasta alcanzar cuotas, al menos, cercanas a las que presentamos en nuestro Grupo, ya que es el único camino hacia la verdadera y completa integración de las personas a través de un trabajo digno, de calidad y estable que trace el camino hacia el pleno desarrollo personal.