El compromiso con los valores de superación, esfuerzo y colaboración que se transmiten en el club de ciclismo de montaña OSGA-KDDS RIOJANAS, es un factor clave a la hora de continuar con una apuesta clara, decidida y profunda de apoyo hacia un colectivo que defiende la práctica del deporte como herramienta para ayudar a los más jóvenes a crecer como personas.

El Grupo Osga y su Fundación, está plenamente comprometido con el desarrollo de las personas, poniendo el foco en las personas con discapacidad pero siempre prestando apoyo a los proyectos que ayuden al crecimiento y desarrollo.

En este caso, un año más, como principal patrocinador, el Grupo Osga colabora para que un club siga formando a jóvenes, inculcando los valores de esfuerzo y compromiso. Trabajando, en definitiva, para crecer y desarrollarse personalmente a través del deporte. Con la competición recién iniciada, las perspectivas para esta temporada son ilusionantes, tanto a nivel deportivo como social.


Este es, sin duda, un club que marca las diferencias. Para ello, basta con profundizar en los objetivos que se plantea. "OSGA-KDDS RIOJANAS busca un cambio en el objetivo de este deporte, buscamos cambiar el rumbo del ciclismo de montaña en La Rioja, será el primer equipo comprometido directamente con la cantera, con los más jóvenes, un proyecto pionero en La Rioja. Las victorias en las carreras son transitorias y olvidadas rápidamente, pero cambiar la forma de hacer de la próxima generación de corredores, sera algo que nos sobrepase. Esto es lo que definirá el éxito de nuestro proyecto, un proyecto maravillosamente ilusionante, que nace hoy y seguirá durante las próximas décadas. Seguiremos abrazando lo que somos no a quien nos envidie, somos un equipo joven,y con bajo presupuesto, pero que luchará como el más experto en los circuitos españoles. Algunas cosas cambiaran, pero lo que somos, eso, siempre estará aquí.


Mientras enseñamos a la próxima generación de talentos riojanos, compartiendo con ellos los circuitos, los sudores, la derrotas y alegrías, los ayudaremos a convertirse en seres humanos buenos. Serán grandes campeones en los próximos años, no sólo por lo que ganen, sino en como lo ganen. Pero todo esto requiere tiempo y paciencia, nuestro objetivo es buscar y rebuscar, donde nadie lo haya echo, confiar y enseñar, que no siempre la linea recta es el camino más corto. Nunca perderemos la confianza en el talento y los ideales en los que creemos, por lo tanto, vale la pena mirar hacía atrás, hacia esa nuestra primera década, pero también es fascinante mirar adelante e imaginar lo que nos espera."